Quien guarda, encuentra.

 Como no tengo muchas oportunidades para salir a hacer fotos, intento aprovechar las ocasiones en las que lo hago, el máximo posible.
 Esta foto la hice a finales de junio, después de pasar todo el día en Cabarceno. Al ir acercándome a Llanes, decidí aventurarme a ir al Castro de las gaviotas, ya era tarde y  apenas había luz, no tenía mucha esperanza de poder hacer algo, pero el lugar bien se merecía la visita.
 Cuando llegue enfocar ya era imposible, así que tuve que buscar alguna luz artificial que me ayudara, hice una exposición de 5 minutos y cruce los dedos. Al llegar a casa el resultado era lo que esperaba, una foto  muy subexpuesta , así que no le preste mas atención y la aparque en el disco duro. Ayer me acorde de ella y decidí intentar rescatarla. A base de reducir el ruido y desenfocar por zonas, me salio esto,
 no aguantaría una gran ampliación, pero creo que merece la pena guardar el recuerdo de este caduco atardecer.

F8  297.3seg  Iso 200  18mm

Comentarios

Entradas populares