O blanco o negro.

A veces hace falta que te pasen cosas malas para recolocar tu mundo y poner las cosas en su sitio. Llevo unas semanas que tengo mas tiempo para pensar del que me gustaría y me he dado cuenta en que vivo en una ensoñación continua, imaginando y deseando  esto o aquello y viendo como pasan los días sin hacer nada y lo que es peor sin hacer fotos.
No se muy bien que me pasó, primero fue que no tenía el equipo que quería y veía carencias por todas partes, después que me quitaban el Capture Nx2 y mi cabeza se apagaba cada vez que me ponía delante de cualquier otro programa de edición, ahora es que no puedo coger pesos... parece que siempre encuentro algo para alejarme de lo que mas me gusta y no entiendo porque lo hago, nada es tan importante.

Así que hoy salí a medio  hacer fotos, no a buscar una foto, que era mi obsesión, si no a ver que era lo que me encontraba por ahí... y hacía tiempo que no disfrutaba tanto.

Apenas me baje del coche para tirotear y no use trípode (voy a ir al infierno de cabeza), ni siquiera lleve mochila, metí la cámara con el 18-105 puesto en una bolsa y no lleve ni baterías, ni filtros, ni disparador.... ni siquiera la pera!!!
  Me encanto ir encontrando los coletazos del temporal. Y  en cuanto al procesado, mi Capture nx2 sigue aquí en mi Pc, y aquí seguirá conmigo hasta que explotemos alguno de los dos.







El pantano de Porma congelado... brrr






Entradas populares