Carta a mi yo del pasado.



Hola Ángela,

Pienso en ti cada día y me tienes preocupada, te has equivocado mucho, te has precipitado, has tomado malas decisiones , pero eres humana no lo olvides, te equivocas como todo el mundo, debes aprender a  perdonarte.

Veras, no entiendo porque no hablas, porque no expresas tus preocupaciones, porque te sientes tan insegura, ¿a qué tienes tanto miedo?

Te sientes sola, pero no lo estás, hay mucha gente que te quiere y se preocupa por ti y no se lo pones nada fácil.

Sal de tu caparazón, habla, mira a los ojos, yo sé que eres valiente, pelea, lucha por lo que quieres, no dejes que te arrastre la corriente y el agua te lleve a su antojo  donde quiera. Coge los remos, el timón y dirige tu vida.

Estudia, yo sé que te cuesta, que no te concentras, que te distraes, pero esfuérzate, es la oportunidad que tienes para ser dueña de tu vida, no la dejes pasar, da igual lo que te cueste o lo sacrificado que sea, estudia.

Aprende a decir no, no dejes que te convenzan de que eres lo que no eres.

Huye de la gente que critica a los demás, y mucho menos dejes que te metan en sus guerras, nadie es tan bueno, ni tan malo, no juzgues.

Se siempre tu misma, acéptate y quiérete, no trates de ser otra persona, cada uno es como es, y tú con tus defectos, eres buena, cariñosa y responsable, que nadie te diga  lo contrario.

Discute, enfádate, grita, saca todo lo que llevas dentro, no dejes que una pequeña cosa que te molesta, vaya creciendo hasta hacerse una bola gigante que te dañe.

Los adultos también se equivocan, están frustrados o decepcionados con sus vidas, tal vez no recibieron cariño, tal vez nadie les dijo lo que hoy te digo yo a ti. Tú no tienes la culpa de las decisiones que tomaron o tomarán los demás, no tienes nada malo, el problema es suyo, no tuyo.

Cuida a tus amigas, da igual lo ocupada que estés, siempre hay tiempo para una llamada o un paseo, tú las necesitas a ellas y ellas te necesitan a ti. Es maravilloso tener a esa familia de amigos que tú eliges, estate siempre ahí para ellas y ellas estarán siempre ahí para ti.

Las decisiones que tomarás a lo largo de tu vida irán variando tu destino. Reflexiona, no te precipites, escribe pros y contras de todas las cosas y piensa bien cada paso que des, no te dejes llevar por lo que  todo el mundo  hace. Toma decisiones inteligentes, elige.

Cuida tus secretos, piensa bien en quien confías, no seas nunca esclava de tus palabras.

No te dañes, no te tortures, aprende a perdonar y perdonarte, no te castigues, elige  cada día al abrir los ojos, ser feliz.

Confía en ti y quiérete mucho, la vida tiene momentos muy duros, pero también tiene momentos muy felices, agárrate  a esa felicidad, recréate en esos momentos y no tengas miedo, todo irá bien.


Tu yo del futuro que te quiere mucho más de lo que tú te quieres ahora.



                                                                                             Ángela.








© Todos los derechos reservados.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares