Mi galería

Created with flickr badge.

Estar seguro.



  Hoy en el parque Thor hizo un amigo, que además de seguirle a todos los sitios se debió creer que era su hermano mayor, porque primero ladraba a otros perros y cuando estos se enfadaban y venían, acababa escondiéndose detrás de Thor, parecía el amigo bocazas y cobardica que  todos tuvimos.

  Y todo esto viene a cuento, porque me ha dado por pensar lo importante  que es sentirse seguro en la vida, y que poco lo valora la gente, solo hasta que lo pierde .... Y como, cuando pierdes esa seguridad, todo tu mundo es inestable, vacío y rozando constantemente el naufragio.

  Ese gesto de estar en casa, de sentir el abrazo de tus padres, esa rutina que te hace saber que ahí tienes tu faro, tu referente, tu fuerte, tu lugar seguro, tu casa. Saber que si algo va mal, que si algo falla, siempre vas a tener tu casa, tu habitación, tus recuerdos, tus fotos, tu familia. Como un solo gesto de cariño, una caricia en la nariz, un abrazo, una broma, pueden hacerte ver cuanto te quieren y que nunca vas a estar solo.

 Aunque bueno... todo esto es la teoría, a veces no tienes fuerte, ni faro, ni bromas, ni abrazos, ni caricias en la nariz...y tu tienes que ser todas esas cosas solo y eso hace que tu mundo pese y pese... y estes siempre cansado , triste y ya no seas tu.

Un año con Thor.


 Ya hace casi un año que tenemos a Thor, este pequeño gamberro ha dado un vuelco a nuestras vidas, ahora no podría estar sin él, es uno más de la familia y para mi una fuente inagotable de fotos. Aunque es casi imposible hacerle una  bien enfocada a la velocidad a la que se mueve, y eso va a hacer que cualquier día me estalle el ordenador, porque lo tengo a reventar de fotos.
 Thorete mi amigo, mi peque, te quiero muchísimo.































© Todos los derechos reservados.

36 y el Castro.


 Por pocos minutos me quedó la entrada fuera de mi cumple... Cuando el Ps dice que manda él, pues manda no hay nada que hacer... y lo que debería de poder hacerse en 20 minutos pues se hace en 40.

 No me gustan los cumpleaños, ni ninguna fecha especial, ni destacable, no soy de celebraciones. Cuando era pequeña las fiestas y cumpleaños eran tan perfectos, tan felices, que nada de lo que pueda hacer a día de hoy logra llenarme o hacerme feliz, en estas fechas solo consigo estar infinitamente triste.

 Ayer.. , este año, lleve mi cumple un poco mejor, tuve muchas felicitaciones, achuchones, abrazos, llamadas, mensajes, mimos..., me sentí muy querida, y hacía años que no me lo pasaba también este día.

 Solo pedí un regalo, ir al Castro de las Gaviotas, a oír el mar, a ver como las olas chocan en los acantilados, me chifla ese sitio.

 No había una luz especial, ni un cielo espectacular, pero del Castro siempre consigo traer algo, otra más para la colección, todas iguales, todas diferentes.



© Todos los derechos reservados.