Ir al contenido principal

Perderse


  Perderse...


Maldecir el peso de la mochila y quejarte porque siempre metes demasiadas cosas que luego no necesitas, pero ¿cómo me iba a ir a hacer fotos sin flash, pilas, filtros mil, disparadores, 2 navajas, una brújula, un buen arsenal de tiritas, cargadores, baterías y demás parafernalia?


Protestar en  las grandes cuestas y a la vez sentirte  libre, feliz y  emocionada por las preciosas fotos  que van llenando tu tarjeta.


Esperar los atardeceres, observar el cambio de las nubes, ver como el cielo cambia de color... La magia de la naturaleza.




        Olvidarte del cansancio, del frío, del dolor de pies...¡vivir!





 Y si tenías suerte acabar el dia viendo anochecer en alguna playa preciosa, de esas de las que tanto abundan en Asturias.





Pero mis domingos ya no son así, ahora los tengo todos libres y me los paso de la cama al sofá, con la barriga llena de analgesicos porque ya tome la decisión de que o se me quita el dolor o me enveneno...

 Solo me queda soñar con próximos domingos llenos de excursiones, fotos y discos duros llenos a reventar.

Ya lo sé, no me lo digáis "Nunca llovió que no parase", pero a veces el pataleo también alivia un poco la carga.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El diario de Ana Frank -La memoria del Holocausto - Eduardo Alonso

·          Autor : Eduardo Alonso ·          Editorial :                 Vicens Vives          ·                Sinopsis:       El exteniente del ejército Otto Frank siempre se había sentido tan judío como alemán, pero la llegada de los nazis al poder en 1933 lo desengañó por completo. Adolf Hitler se había propuesto aniquilar a los judíos, y para ellos no cesó de hostigarlos, de robarles sus propiedades y de encerrarlos en campos de concentración. Consciente de la grave amenaza que se cernía sobre ellos, Otto Frank decidió exiliarse con su familia a Ámsterdam, donde fundó una pequeña fábrica de pectina. En la capital holandesa, sus dos hijas, Margot y Ana, no tardaron en hacer amistades y adaptarse a la escuela. La más pequeña, Ana, era una niña divertida, muy parlanchina, aficionada a la lectura y con un marcado carácter, Sin embargo, cuando las tropas alemanas invadieron Holanda, la familia Frank tuvo que ocultarse en una casa anexa al edifi

Bóxer y artrosis.

 Esta semana nos han dado una mala noticia respecto a Thor, tiene artrosis en la columna y un montón de vértebras fijas esto le provocó un pinzamiento del nervio ciático, el pronóstico no es bueno y no sabemos cómo evolucionará con el tiempo.   Desde luego este blog ultimamente no esta siendo la alegría de la huerta... como estoy un poco ñoña me he dedicado a mirar todas las fotos que tengo de Thor haciendo el cabra, que son cientos.  Haré   todo lo que  esté en mi mano para que pueda a volver a hacerlo y yo a seguir disfrutando haciéndole fotos, cosa que me apasiona.

Pensamientos caninos.

Sigo con pensamientos positivos hacia los peludos. © Todos los derechos reservados