jueves, 23 de marzo de 2017

Thor en estudio.


 ¿Cómo no se me había ocurrido antes? Nunca había intentado hacer algo con Thor en casa, porque como no le de un Valium es imposible que se esté quieto, pero la verdad es que me apetecía mucho hacerle un retrato digno de enmarcar.
 Así que con una cartulina negra, una lámpara y un montón de chuches (vil chantaje), conseguimos hacerle unas pocas fotos y una de estas se va seguro a una pared de mi salón.








© Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIOLOGÍA EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA DE JAVIER CASTILLO.

  Autor: Javier Castillo creció en Málaga y estudió empresariales y un máster en Management en ESCP Europe. Ha trabajo como consultor de fi...