Pasear por la playa en invierno.


    Desde hace tiempo  mi mayor placer es pasear con Thor por la playa las mañana de invierno. Sentir la arena bajo los pies, el rugido bravo del mar y el frescor de la brisa marina. Adoro la sensación de los tímidos rayos de sol despertando sobre mi piel.

  Poder pasear por la playa en soledad es un gran privilegio, sentirme parte del mar y que el mar sea  a su vez una parte de mi.




A medida que van pasando las horas, empiezan aparecer compañeros de juegos para Thor, y me dejo envolver por ladridos, saltos y arena revuelta.




  Mas tarde,  empieza a llegar gente que hace del paseo por la playa su rutina diaria. Van dejando sobre la arena sus pensamientos, pesares  o alegrías, pero lo hacen con paso firme y veloz,  haciendo que me pregunte que peso cargan sus huellas profundas en la arena.










© Todos los derechos reservados.

Comentarios

Entradas populares