Saltarse capítulos y volver a empezar.


El final del un libro debe ser el inicio de otro.






Aunque sientas el cansancio,
aunque el triunfo te abandone,
aunque el error te lastime,
aunque la traición te hiera,
aunque una ilusión se apague,
aunque el dolor queme tus ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la incomprensión 
corte tu risa,
aunque todo parezca nada...
Vuelve a empezar.







© Todos los derechos reservados.






Comentarios

Entradas populares