martes, 14 de mayo de 2019

Tu nombre.



Cuando pronuncio tu nombre
tengo certeza absoluta,
de estar llegando hasta el fondo
de tu secreto.
Es un milagro continuo
que se revela tibio
agradecido y feliz.
¡Tu nombre es mío!
Y el tuyo es corresponder
sintiendo el mismo milagro
cuando pronuncias el mío.


María Teresa García Arribas

© Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIOLOGÍA EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA DE JAVIER CASTILLO.

  Autor: Javier Castillo creció en Málaga y estudió empresariales y un máster en Management en ESCP Europe. Ha trabajo como consultor de fi...