Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2019

Corazón Coraza de Mario Benedetti.

Imagen
Porque te tengo y no porque te pienso porque la noche está de ojos abiertos porque la noche pasa y digo amor porque has venido a recoger tu imagen y eres mejor que todas tus imágenes porque eres linda desde el pie hasta el alma porque eres buena desde el alma a mí porque te escondes dulce en el orgullo pequeña y dulce corazón coraza porque eres mía porque no eres mía porque te miro y me muero y peor que muero si no te miro amor si no te miro porque tú siempre existes dondequiera pero existes mejor donde te quiero porque tu boca es sangre y tienes frío tengo que amarte amor tengo que amarte aunque esta herida duela como dos aunque te busque y no te encuentre y aunque la noche pase y yo te tenga y no.
Mario Benedetti



Cuando te hacen sentir especial, cuando la poesía es atemporal, gracias Mario, gracias.


Nuevo empleo.

Imagen
Hoy hace 1 mes que empecé a trabajar. Un trabajo que no esperaba en un sector totalmente nuevo y desconocido para mí.

Fue algo totalmente casual y con lo que no contaba, la vida a veces te lleva por caminos que solo ella entiende.

El trabajo me gusta mucho, es lo que siempre me imaginaba haciendo de mayor cuando era niña.

Creo publicidad, hago fotos, photoshopeo, escribo un poco y el ordenador en una prolongación mía. ¿Cómo no iba a gustarme?

Cada día es distinto, y mi cabeza anda otra vez a tope de revoluciones.

He tenido que dejar de lado proyectos personales que me estaba encantando hacer, como las colaboraciones con editoriales. Me da mucha pena, pero no tengo tiempo para todo.

Lo importante de todo esto es que había perdido la esperanza y la fe, y todo esto me ha hecho darme cuenta que todavía tengo  mucho mundo por recorrer y que también pasan cosas buenas. 

Ni siquiera me había planteado en serio volver a trabajar todavía, ni tenía idea de que camino seguir.

Aunque a veces las cosas se…

El diario de Ana Frank -La memoria del Holocausto - Eduardo Alonso

Imagen
·Autor:
Eduardo Alonso




·Editorial: Vicens Vives

·Sinopsis:   El exteniente del ejército Otto Frank siempre se había sentido tan judío como alemán, pero la llegada de los nazis al poder en 1933 lo desengañó por completo. Adolf Hitler se había propuesto aniquilar a los judíos, y para ellos no cesó de hostigarlos, de robarles sus propiedades y de encerrarlos en campos de concentración. Consciente de la grave amenaza que se cernía sobre ellos, Otto Frank decidió exiliarse con su familia a Ámsterdam, donde fundó una pequeña fábrica de pectina. En la capital holandesa, sus dos hijas, Margot y Ana, no tardaron en hacer amistades y adaptarse a la escuela. La más pequeña, Ana, era una niña divertida, muy parlanchina, aficionada a la lectura y con un marcado carácter, Sin embargo, cuando las tropas alemanas invadieron Holanda, la familia Frank tuvo que ocultarse en una casa anexa al edificio de su empresa en compañía de la familia Van Pels y del dentista Fritz Pfeffer. Enclaustrada durante dos años …