martes, 7 de enero de 2020

Templo de Debod

La pasada tarde de Reyes, visitamos el Templo Debod, un lugar que había visto hasta la saciedad en fotos y que es visita obligada para cualquier amante de la fotografía.

Fue todo un espectáculo lo que nos encontramos allí, Madrid nos regaló un precioso atardecer y llegamos en el momento justo para poder captar la puesta de sol en el lugar perfecto.




La curiosa historia de el Templo de Debod:

El templo, originario del antiguo Egipto y con 2.200 años de antigüedad, fue un regalo de Egipto a España por su colaboración en el salvamento de los templos de Nubia. Gracias a la ayuda internacional Egipto consiguió salvar, entre otros, el Templo de Abu Simbel, templo que de otro modo hubiera quedado sepultado en la construcción de la Gran Presa de Asuán.

La construcción del templo la inició a comienzos del siglo II a.C. el rey de Meroe Adijalamani, quien dedicó una capilla a los dioses Amón e Isis. La capilla está decorada con relieves. Tras la anexión de Egipto al Impero Romano, lo emperadores Augusto, Tiberio y, tal vez, Adriano, culminaron la construcción y decoración del edificio. 

El Templo de Debod fue inaugurado el 20 de julio de 1972 tras dos años de reconstrucción. Fue un proceso complicado ya que, además de no tener buenos planos, en el desmantelamiento y transporte se perdieron algunas piedras.

La reconstrucción que se hizo en Madrid mantuvo la orientación de su origen, de este a oeste.




María y Fernando, gracias por enseñarnos la cara buena de Madrid, nos recondujisteis hacia la ilusión.


© Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Extinción.

 El domingo estaba dando un tranquilo paseo en dirección al Parque del Retiro, cuando oí gritos y empecé a ver furgones de la policía nacion...