jueves, 19 de marzo de 2020

Hablando del Coronavirus.


Hablando del Coronavirus, os quiero decir que:

Nunca habíamos imaginado vivir algo como lo que esta aconteciendo, propio de cualquier película de ciencia ficción y entiendo que esto nos supera, pero todos sabemos lo que tenemos que hacer y debemos orientar, hablar y ayudar a las personas que no lo están entendiendo, desde el respeto y el cariño, porque es eso, no lo están entendiendo.

Se me parte el corazón viendo a toda esa gente morir sola, sin las manos de su familia, todas las personas que tienen que sufrir el duelo en solitario, sin poder recibir el consuelo de sus seres queridos y amigos, a todos esos nuevos contagiados asustados que tienen que ir solos al hospital sin nadie que les acompañe o reconforte, me aterra lo que están viviendo los médicos, enfermeras, asistentes, celadores, limpiadoras y demás personal sanitario. También empatizo especialmente con el personal de supermercado, cuando ven las avalanchas de gente y viven en primera persona lo egoístas que podemos llegar a ser.

Hay mucha gente que lo va a pasar muy mal, la que está perdiendo a sus familiares, los que los han perdido y no pueden despedirlos como les gustaría, los que se han contagiado y tienen que ir solos al hospital, sin saber si saldrán o cuanto tiempo pueden quedarse allí, ir a día de hoy al hospital es aterrador.

Hay mucha gente que va a perder su trabajo, los hay que tendrán que seguir yendo a trabajar en condiciones ínfimas, sin protección de ningún tipo, arriesgando su vida y la de su familia.

Cuando esto termine, nos viene otra crisis que va ser muy grave, la económica.

Por todo esto intentemos estar unidos, dejar de criticar al vecino, leer, contrastar noticias antes de compartir tanta basura. Hagamos el mundo un poco mejor entre todos. Y siempre poneros en el lugar de los demás. Empatía, empatía y empatía.

He estado enferma varias veces y durante los primero meses despues de la recuperación, aprecias cada detalle, cada persona, cada palabra, a los amigos, a la familia, pero cuando el tiempo vuelve a pasar y te metes de lleno en la normalidad, acabas olvidando lo importante, la esencia de la vida.

Estoy segura de que todos aprenderemos mucho de todo esto, pero esta en nuestra mano que esa lección no se nos olvide, que mejoremos como sociedad y como personas.

Y es que ya lo decía mi madre: "el mal, el fango, esta en nuestros ojos, basta tener la mirada limpia para ver belleza en cualquier sitio"

Os dejo en enlace a "Entre dos luces", puede que a alguien le venga bien leerlo.

En estos momentos en que no puedo abrazar a todo el mundo, solo se me ocurre mandaros esta canción…









Sabes, hace tiempo que no hablamos
tengo tanto que contarte
ha pasado algo importante 
puse el contador a cero.

Sabes, fue como una ola gigante
arrasó con todo y me dejó desnuda frente al mar.

Pero sabes, sé bien que es vivir
no hay tiempo para odiar  a nadie 
ahora sé reír.

Quizá tenía que pasar
no es justo, pero solo así se aprende a valorar.

Y si me levanto y miro al cielo
doy las gracias y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero
lo que no me aporte, lejos
si alguien detiene mis pies
aprendería a volar.

Y si miro  a todo como niños
los colores son intensos
yo saldré de aquí si los creó así
cuando me miren sabrán que me toca ser feliz.

Sabes, he pasado mucho miedo
este bicho es un abismo
se me cansa el cuerpo
se me parte el alma y a llorar

Pero sabes
he aprendido tanto, tanto
esta vida me ofreció una nueva oportunidad

Y sabes, sé bien que es vivir
no hay tiempo para odiar a nadie
ahora sé reír.

Quizá tenía que pasar
no es justo, pero solo así se pe aprende a valorar.

Y si me levanto y miro al cielo
doy las gracia y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero
lo que no me aporte, lejos
si alguien detiene mis pies
aprendería a volar.

Y si miro a todo como un niño
los colores son intensos
yo saldré de aquí si lo creó así
cuando me miren sabrán que me toca ser feliz
me toca ser feliz
porque sé bien qué es vivir
ahora sí que sí.









© Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Extinción.

 El domingo estaba dando un tranquilo paseo en dirección al Parque del Retiro, cuando oí gritos y empecé a ver furgones de la policía nacion...