miércoles, 12 de agosto de 2020

LA CATEDRAL DEL MAR – IDELFONSO FALCONES


  Autor:

Idelfonso Falcones de Sierra, casado y padre de cuatro hijos, es abogado y vive y ejerce en Barcelona. Con La catedral del mar ha pretendido homenajear a un pueblo capaz de construir en el entonces inusual plazo de cincuenta y cuatro años el que sin duda es uno de los templos más hermosos de la tierra.

  • Editorial:
        GRIJALBO NOVELA HISTÓRICA
  • Sinopsis:

Siglo XIV. La ciudad de Barcelona se encuentra en su momento de mayor prosperidad; ha crecido hacia la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y el esfuerzo de otros, el mayor templo marino jamás conocido: Santa María de la Mar.

Una construcción que es paralela a ala azarosa historia de Arnau, un siervo de la tierra que huye de los abusos de un señor feudal y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y, con ello, en hombre libre.

El joven Arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la Mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza. Pero con esta posición privilegiada también le llega la envidia de sus pares, que urden una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición…

La catedral del mar es una trama en la que se entrecruzan lealtad y venganza, traición y amor, guerra y peste, en un mundo marcado por la intolerancia religiosa, la ambición material y la segregación social. Todo ello convierte a esta obra no solo en una novela absorbente, sino también en la más fascinante recreación de las luces y las sombras de la época feudal.

 



  • Opinión personal:

Conocía la historia ya que había "medio visto" la serie que hizo Netflix, sin mucha atención para ser sincera, no recordé  la serie hasta que empecé a leer el libro.

La historia es muy triste, el principio con el matrimonio de Bernat y todo lo que sucede luego ya te hace estar en un “sin vivir” el resto del libro.


La dura niñez de Arnau, como salen adelante y como este va creciendo, es la parte más enternecedora de la historia, lo duro que le resulta a Bernat criar solo a su hijo, como intenta que no tenga que someterse ni humillarse a la gente malvada que solo busca hacer daño.

 El final de Bernat, me parece ridículo, después de todo lo que pasaron...


Desde la muerte de su padre la vida de Arnau es un constante superarse, trabajar, cuidar de Joan, enamorarse, resistirse al deseo, al dolor, al sufrimiento.

Se hace un hombre bueno, sensato, al que todo el mundo quiere. Pasa por la guerra, lucha, vence y se encuentra con alguien de su pasado, es una pena que la historia de Franchesca y Arnau no tenga más profundidad…

En ese paseo por la historia vemos como las cosas no han cambiado tanto, el azote de la peste, me hace pensar lo que estamos viviendo ahora con el Covid-19, la nobleza…, los señores feudales, los impuestos, los tributos, la iglesia… Todo sigue tan presente hoy en día, todo se mueve y gira de la misma manera.

Me ha conmovido sobremanera la persecución a los judíos, lo que lleva pasado este pueblo, los acusaron incluso de ser los causantes de la peste. Guillem el judío que se convierte en muchas ocasiones en el salvador de Arnau, es uno de los personajes que más simpatía me ha despertado.

También es muy triste el papel de la mujer, sumisa al hombre, sierva...  si no tenía dote no era nadie. El autor cuenta la historia de una mujer lapidada, de las prostitutas, de jovencitas entregadas a viejos a cambio de dinero, de violaciones impunes... Es muy duro pensar lo que las mujeres vivían en esa época. También me llama la atención que ni una sola de las nobles tuviera buenos sentimientos...


Me parece un libro magnífico, con un trabajo de documentación espectacular, mientras leía pensaba en el autor y en cómo se le podían haber ocurrido tantas genialidades e hilarlas tan bien.

El mar, la noble Mar… su vida con Arnau viendo la luna y las estrellas sobre el mediterráneo “¿qué más podemos pedir?”


☆☆☆☆☆



© Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Extinción.

 El domingo estaba dando un tranquilo paseo en dirección al Parque del Retiro, cuando oí gritos y empecé a ver furgones de la policía nacion...