sábado, 31 de octubre de 2020

La vida antes del confinamiento.

 


La vida antes del confinamiento, cuando paseaba por la ciudad cámara en mano, alucinando con todo.

Estas fotos que acabo de rescatar las hice en febrero, antes del estado alarma, las tome cuando madrugaba para ir al Mercado Maravillas para captar su vida. No he vuelto, ni se me pasa por la cabeza ir a día de hoy.

La vida nos ha cambiado a todos en estos meses, nuestra manera de pensar, de relacionarnos, de vivir e incluso de hacer fotos. Lo peor es que no estamos avanzando hacia nada bueno, pasamos de una oleada de solidaridad y canciones en los balcones a un odio sin medida hacia todo,  tengo miedo, mucho miedo, más a la sociedad que al virus.


Peleas entre comunidades, entre políticos, movimientos cada vez más radicales...

Esperemos que este año acabe pronto y que todo esto se quede en un mal sueño llamado "mi primer año en Madrid".



@Todos los derechos reservados.

lunes, 12 de octubre de 2020

Patria – Fernando Aramburu

 


  • Autor:

Fernando Aramburu Irigoyen (San Sebastián, 1959) es un escritor, poeta y ensayista español. Sus libros han sido traducidos a más de treinta idiomas y colabora con frecuencia en la prensa española.

Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza (1982).

Desde 1985 reside en Alemania, donde ha impartido clases de lengua española a descendientes de emigrantes. En 1996 publicó Fuegos con limón, en 2006 enfocó los estragos causados por la banda terrorista ETA en su libro de relatos Los peces de la amargura.

En 2009 abandonó la docencia para dedicarse exclusivamente a la creación literaria y ganó el Premio Tusquets de Novela en 2011 por Años lentos.

En 2016 publicó la novela Patria, que retoma la temática del terrorismo etarra abordada en Los peces de la amargura: esta novela supuso un éxito de crítica y público y por ella obtuvo en 2017 el Premio de la Crítica, el Premio Nacional de Literatura, y el premio Francisco Umbral al Libro del Año.

 


  • Editorial:

TUSQUETS EDITORES

 

  • Sinopsis:

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittorí se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.


  • Opinión personal:
No conocía este libro, ni había oído hablar de él, pero a raíz del lanzamiento de la serie en HBO y la polémica de la imagen que encabezaba la promoción de la serie, me decidí a leerlo.



Es una historia "bestial". Esta narrada con respeto, con pulcritud, me parece que el autor ha hecho un trabajo excepcional.

Hay muchísimas cosas que desconocía de la situación de los extorsionados y asesinados en el País Vasco, me ha dejado de piedra que cuando una victima era elegida por ETA el pueblo le retirase la palabra y todos se alejasen de ella y de su familia.

La parte de "Txato pim pam pum" me dejo helada.

Los personajes te enganchan, los entiendes, los quieres. La familia de Joxe Mari exceptuando al mismo y Miren su madre, es maravillosa. Joxian es sin dudarlo mi personaje favorito, hombre bueno, sufridor, de carácter débil, entrañable Joxian.

El lavado de cerebro que se hacía a los jóvenes, la radicalización de algunos padres, las habladurías, me he metido tanto en la historia que me he podido imaginar cada personaje, cada situación, he empatizado con unos y con otros.

He sentido la muerte del Txato como si fuera la de alguien cercano, me ha conmovido el sufrimiento de Bittori y las charlas en el cementerio con su marido. Ella es un personaje fuerte, irónico, con tanto carácter que podía verla bajando del autobús y caminando con la cabeza alta hacia su casa.

Es un libro que no me cansare de recomendar, una historia tan real que todos deberíamos leer.

Enhorabuena Fernando, y ni caso a todas esas tonterías que se dicen en las RRSS no tienen más que leer tú libro para entenderte, es una pena que te hayas tenido que justificar.

Me ha gustado tanto el libro, que ni se me ocurriría ver la serie, me quedo con los personajes tal y como los he imaginado.

🌟🌟🌟🌟🌟


© Todos los derechos reservados.




sábado, 3 de octubre de 2020

Vuelta al confinamiento.


Domingo 4 de octubre de 2020.

Desde el viernes a las 22:00 Madrid vuelve a estar confinada, este blog se está convirtiendo en un diario de la locura, porque lo que está pasando este año además de increíble va a costar mucho olvidarlo.

Si hiciera una recapitulación de las mentiras y barbaridades que han dicho los políticos en estos meses, me llegaría diciembre escribiendo.

En la foto, gente mayor descansa en los bancos del parque de Berlín, al sol, cumpliendo las normas y con la espada de Damocles sobre sus cabezas.

Es triste, muy triste.


© Todos los derechos reservados.


 

La vida son 4 días.

  "La vida son 4 días y 2 de gripe", era una de las frases preferidas de mi abuela, la verdad es que no llama al optimismo, pero s...