Mostrando entradas con la etiqueta Covid-19. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Covid-19. Mostrar todas las entradas

domingo, 4 de octubre de 2020

Vuelta al confinamiento.


Domingo 4 de octubre de 2020.

Desde el viernes a las 22:00 Madrid vuelve a estar confinada, este blog se está convirtiendo en un diario de la locura, porque lo que está pasando este año además de increíble va a costar mucho olvidarlo.

Si hiciera una recapitulación de las mentiras y barbaridades que han dicho los políticos en estos meses, me llegaría diciembre escribiendo.

En la foto, gente mayor descansa en los bancos del parque de Berlín, al sol, cumpliendo las normas y con la espada de Damocles sobre sus cabezas.

Es triste, muy triste.


© Todos los derechos reservados.


 

martes, 18 de agosto de 2020

Extinción.

 El domingo estaba dando un tranquilo paseo en dirección al Parque del Retiro, cuando oí gritos y empecé a ver furgones de la policía nacional. En la plaza de Colón había una manifestación "anti-mascarillas", increible...


Que con 28.646 fallecidos por Covid-19 en España a día de hoy y 773.152 en todo el mundo, un grupo de irresponsables descerebrados liderados por el "gran" Miguel Bosé, digan que el Covid no existe porque no ven el virus, es aterrador.


Fotos del periódico El Comercio de la  manifestación:






Aquí sí, una imagen vale más que mil palabras.

A todo esto sumamos la vergüenza de que el vicepresidente del gobierno vaya de vacaciones a mi pueblo, y le echen cuatro mamarrachas con pintadas.

(Vamos a dejar el tema de las vacaciones de los políticos en esta situación, para otro día...)

Aunque el pueblo casi en su totalidad condena estas acciones, siempre hay gente que te sorprende. Se ve que  en Lena nos sobra el turismo...


No me cabe ninguna duda que nos esperan tiempos muy duros, y que la estupidez humana es inconmensurable.




© Todos los derechos reservados.

domingo, 17 de mayo de 2020

Fase 0,5 desescalada del Covid-19

Hoy 17 de mayo de 2020 hay un total de 27.563 fallecidos en España por Coronavirus.

Mientras el resto de España casi en su totalidad pasa de fase, en Madrid volvemos a repetir, el ambiente está muy caldeado, estoy viendo cada día cosas en la calle que me dejan sin aliento.











© Todos los derechos reservados.

miércoles, 6 de mayo de 2020

Desescalada - Fase 0


Madrid, miércoles 6 de mayo de 2020

Estamos en la fase 0 de desescalada del Covid-19, nos está tocando hacer historia.

En este momento son las 6:11 de la mañana, duermo poco y mal, hay un total de 219.329 fallecidos por Coronavirus en España.

En la fase 0 que empezó el lunes 4 de mayo (aunque el sábado 2 ya se pudo empezar a salir), los bares y restaurantes pueden abrir, para preparar comida para llevar, las peluquerías pueden hacerlo con muchas restricciones y se puede salir a la calle limitando la franja horaria que nos corresponde según edad y actividad.


Salir a la calle para hacer deporte y pasear a partir del 2 de ...


Salir a la calle en estos días es una aventura, la gente va apelotonada, hacen corros, corren por la carretera, vienen oleadas de gente por la acera que no sabes como esquivar, da terror.


Las clases seguirán suspendidas hasta el curso que viene, los niños que tengan suerte y dispongan de equipos informáticos y un equipo docente competente en su centro, podrán seguir avanzando un poco. La inmensa mayoría darán el curso por perdido.


No podemos hacer otra cosa que quedarnos a la expectativa de lo que va sucediendo.





Todavía me embarga una sensación de irrealidad, cada vez que veo las noticias o salgo a la calle.




Y también agradezco enormemente poder disfrutar de cada nuevo atardecer.



De esta manera tan extraña, sigo descubriendo Madrid.



© Todos los derechos reservados.

sábado, 25 de abril de 2020

Fragilidad

Poesía que escribió Eva para un trabajo para el colegio. Tema: la posguerra.


¿No has escuchado sobre ellos?
Todo el mundo los conoce.
Nadie sabe de donde vienen,
o a donde van.
Pasaron por aquí,
destruyeron cada cosa a su paso.
Dicen que les gusta lo antiguo,
lo desgastado y frágil,
se los llevan haciéndolos parecer efímeros.
Dicen que les gustan aquellos
con más experiencia en sus miradas,
y los que tienen más historias que contar.

¿Dónde se los llevan?
Bueno, es una pregunta interesante;
seguramente en algún momento de paso a un gran debate,
pero ¿acaso importa?

Los hicieron desaparecer
como si fueran nada.
Cada día desaparecen más.
Cientos de miles,
por todo el mundo,
por todas partes.

El temor es palpable,
el mundo jamás había tenido
un color tan oscuro,
tan triste, tan vacío.
Las calles están vacías,
el silencio corona las grandes capitales,
incluso la Tierra ha dejado de girar.

Las casas son tristes,
las sonrisas son poco abundantes,
nadie quiere esconderse,
pero el miedo es superior a nosotros.

Los hogares por los que ellos pasaron,
esos son los peores.

Solo unos pocos se atreven a combatirlos.
Evitan que se lleven a nadie más,
arriesgándose a que se los lleven a ellos;
llevan una batalla silenciosa,
tirando y aflojando de una cuerda invisible.

La humanidad vive una historia triste,
un cuento de hadas con un villano imbatible
y un final infeliz.


Eva  García Couto
2020


© Todos los derechos reservados.
                     

sábado, 11 de abril de 2020

Madrid desierto.


Durante este estado de alarma por el COVID-19, en el que ya llevamos casi un mes y que no sabemos cuánto se puede alargar, las ocasiones de hacer fotos son nulas y  se reducen a las pocas que puedas hacer en casa y a tirar de archivo y volver a editar imágenes antiguas.
Ayer, mientras sacaba a Thor por la tarde en su 10 minutos de rigor, vi esa luz de tormenta tan especial y no me pude resistir a hacer unas fotos con el móvil mientras caminábamos.


Todas están hechas en el barrio del Viso, me gusta mucho pasear por allí, porque hay muy pocos coches y gente incluso  antes de la crisis del coronavirus.



Hay casas que me llaman la atención, porque se parecen a las que hay en la costa: en Luanco o Cudillero.  Me resulta extraño verlas en el centro de Madrid.






© Todos los derechos reservados.

jueves, 2 de abril de 2020

¿Qué has construido tú?

2 de abril de 2020
Son las 17:25 de la tarde y en este momento hay 10.003 fallecidos en España por el Covid-19. El país se nos desmorona.
El estado de alarma sigue y no sabemos cuanto se puede prolongar, el ánimo cada vez está más decaído y la gente abandonada a la ira.
No paro de ver discusiones sobre quien es el culpable de todo esto: los chinos, el gobierno, la oposición, los madrileños, los dueños de los perros… incluso los ancianos que se empeñan en seguir viviendo.
A veces estoy convencida de que nos vamos a extinguir, no merecemos otra cosa.
Es increíble como la gente va cambiando de opinión dependiendo del Fake de turno, sin contrastar, sin investigar, solo abandonados al odio y la ira…
Últimamente me acuerdo de mi abuela más si cabe, ella siempre hablaba de la guerra, del miedo, del hambre y de la muerte. A mí me encantaba escuchar sus historias y le hacía repetirme noche tras noche lo que para mí eran apasionantes aventuras, eran como un cuento, algo muy lejano que había pasado en el país de nunca jamás.
Siempre me decía: “ojalá nunca tengáis que pasar por una guerra, es el infierno en vida".
Qué mal lo pasaron nuestros abuelos…
Ahora yo, en casa, recostada en el sofá con mi portátil sobre las piernas,  mi café en una mano y  el mando de la tele en la otra, acompañada de música suave y con el baño bien surtido de papel higiénico... siento esto como una guerra… La verdad es que me da vergüenza decirlo ¿No os pasa?
¿No sentís vergüenza? No, ajena no, esa la sentimos muy fácil, sino de la vuestra, la que os hace agachar la cabeza y que se os sonrojen las mejillas, la que sale de dentro y os hace pensar “¿cómo pude decir eso?”. 
Ya, no sabéis de lo que hablo, es un bien escaso a día de hoy, como la conciencia…
Ahora solo somos ombligos… Eso sí, ombligos que aplauden en los balcones para que nos vean los vecinos.
No somos conscientes de la fortuna que tenemos en este momento, sanos, en casa, sin carencias importantes… Con nuestros hijos, padres o hermano aquí, con nosotros.
Cuando acabe la pandemia nos viene una crisis muy gorda encima,  gordísima… y habrá que hacer lo que haga falta para salir adelante.
Ahora mismo estamos en casa y no podemos hacer nada más que eso, así que tendremos que analizar que vamos a aprender de todo esto, a nivel personal y emocional.
¿Qué has construido tú?


© Todos los derechos reservados.

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides.

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides. Me gusta cuando escribes, cuando ríes, cuando duermes, cuando luchas, cuando sueñas, cuando ...