Mostrando entradas con la etiqueta cámaras de fotos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cámaras de fotos. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de enero de 2022

Fotografía en Madrid.

 Tengo muchísima ansia de hacer fotos, me apetece hacer retratos, me apetece salir a la montaña, me apetece hacer nocturnas... 

Incluso he estado buscando alguna asociación-club de fotografía, pero no he encontrado nada, aquí en Madrid la gente va demasiado a su bola, hay grupos en varias páginas, pero solo comparten fotos, no veo que hagan reuniones, ni quedadas, ni nada...

El otro día hice unas fotos a las torres con el iphone, disparando en raw y dándoles caña con photoshop, más que nada por entretenerme y salió esto.


Os dejo otras pocas disparadas en raw con el Iphone y editadas en el ordenador.










Por cierto el 365... pues estaba concienciada, pero después de hacer esta foto y subirla...


vi que estaba perdiendo la perspectiva y destrozando mi galería, así que en un arranque de desesperación me lo cargue. Juro por Snoopy que no lo volveré a intentar.

Lo importante es que estoy recuperando las ganas de hacer fotos con mucha intensidad, estudiando, viendo tutoriales, leyendo, mirando muchas galerías... y el tiempo vuelve a pasarme rápido de nuevo.

Tengo pendiente dos sesiones con modelos, que voy posponiendo porque claro si me presento con el móvil, las pobres alucinarán, pero si la cosa va bien, esta primavera haré algunos TFCD, sobre todo para ampliar la galería de retratos.

martes, 20 de abril de 2021

Mi zona de confort.

 Mi zona de confort son esos ojotes Thor.

Cuando las cosas se ponen "raras" la fotografía siempre ha sido mi vía de escape, aunque últimamente siento que he perdido el ojo, la mano y hasta la fe.

Antes hacer fotos era cómodo, era fácil, veía la edición antes de sentarme frente al ordenador, tenía las ideas clarísimas.

Ahora todo me cuesta, me cuesta ver las fotos, ya no tengo esa mirada ágil, apasionada... y ante el ordenador a la hora de editar soy todo dudas.

La adaptación a la Fuji X-T30, me esta costando, tener la cámara en la mano es como tener un juguete, a veces veo a algún turista pasar con su Nikon y muero de envida (lo tengo que reconocer). Aunque recuerdo el peso infernal de la mochila y recupero la cordura, por lo menos durante un rato.

La esencia es que sentía la cámara como una prolongación de mi mano, tenía un conocimiento total de su funcionamiento y eso me hacía estar segura, la Fuji se me "encabrita", no hace lo que yo quiero.

 Siempre he dicho que editar me gustaba tanto como hacer fotos, que cuando se habría el Photoshop entraba en estasis y me pasaban horas y horas y ni me daba cuenta. Ahora el proceso es bastante más tortuoso, tengo unos problemas terribles con el color, la nitidez que también me dio mucha guerra, al principio, la voy controlando, pero el color y el rango dinámico son tristes... En resumen el cambio de FF a DX ha sido una muy mala decisión.

Por ahora estamos condenadas a entendernos XT30, espero recuperar mi refugio, mi lugar feliz, la manera de relajarme, de sentirme bien, de convencerme de que hago algo importante, quiero perder sueño planeando una salida, el ansia de las baterías llenas y las tarjetas vacías, el bridge apunto de estallar al descargar una sesión de 200 fotos, los diafragmas muy abiertos... todas y cada una de esas cosas que me hacían extremadamente feliz, mi fotografía.


© Todos los derechos reservados.

 

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides.

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides. Me gusta cuando escribes, cuando ríes, cuando duermes, cuando luchas, cuando sueñas, cuando ...