Mostrando entradas con la etiqueta pandemia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pandemia. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de diciembre de 2021

Se nos va 2021.

Hace unos días leí en Instagram una reflexión de Patricia Conde que me hizo modificar esta entrada, por completo.

"No hay que subestimar nunca la importancia de mantenerse alegre. La gratitud es altamente poderosa"

Por qué centrarme en lo negativo de este año, cuando puedo hacerlo en lo positivo creando así recuerdos felices.

Acostumbro a hacer balance del año que acaba por estas fechas, y no estaba teniendo pensamientos muy positivos hasta que empecé a seleccionar fotos. En la gran mayoría se me ve muy feliz, y recuerdo haberlas hecho llena de entusiasmo.

Este año me ha traído el trabajo que tanto he estado buscando, vacaciones en la playa, un paseo en barco, excursiones por el campo, muchos libros y mi familia  tiene salud. ¿Qué mas puedo pedir?

No están siendo tiempos fáciles por la pandemia, ha sido un año lleno de restricciones. en el que se no ha coartado la libertad de una manera sobrecogedora. Nos dicen lo que podemos hacer o no hacer, sin ningún criterio. Y claro esta, la situación nos supera y acaba pasando factura, son muchos meses ya.

Espero que en el 2022 esta locura acabe y recuperemos nuestra libertad.

Lo que si he aprendido este año, es que yo tengo que estar bien, para que los demás lo estén, no esta nada mal priorizarse y cuidarse a uno mismo.

Os dejo mis fotos favoritas de 2021, como no podía ser de otra forma.










































© Todos los derechos reservados.



martes, 2 de marzo de 2021

Qué largo se me está haciendo el mes de marzo.

 

2 de marzo de 2021

Seguimos como estábamos, en plena pandemia, en una tercera ola, a la que no se cuando dio paso la segunda.

Gente cansada y deprimida. Cientos de muertes diarias que son solo números, políticos descerebrados, maldad, falta de empatía y una gran crisis que hundirá a miles de familias.

No tengo fotos para ilustrar la entrada, ni ganas de hacerlas, solamente quiero dormirme y que todo esto haya pasado cuando despierte.

 

De la vida no quiero mucho.
Quiero apenas saber
que intenté todo lo que quise,
tuve todo lo que pude,
amé lo que valía la pena
y perdí apenas lo que,
nunca fue mío
.

 

Pablo Neruda

sábado, 25 de abril de 2020

Fragilidad

Poesía que escribió Eva para un trabajo para el colegio. Tema: la posguerra.


¿No has escuchado sobre ellos?
Todo el mundo los conoce.
Nadie sabe de donde vienen,
o a donde van.
Pasaron por aquí,
destruyeron cada cosa a su paso.
Dicen que les gusta lo antiguo,
lo desgastado y frágil,
se los llevan haciéndolos parecer efímeros.
Dicen que les gustan aquellos
con más experiencia en sus miradas,
y los que tienen más historias que contar.

¿Dónde se los llevan?
Bueno, es una pregunta interesante;
seguramente en algún momento de paso a un gran debate,
pero ¿acaso importa?

Los hicieron desaparecer
como si fueran nada.
Cada día desaparecen más.
Cientos de miles,
por todo el mundo,
por todas partes.

El temor es palpable,
el mundo jamás había tenido
un color tan oscuro,
tan triste, tan vacío.
Las calles están vacías,
el silencio corona las grandes capitales,
incluso la Tierra ha dejado de girar.

Las casas son tristes,
las sonrisas son poco abundantes,
nadie quiere esconderse,
pero el miedo es superior a nosotros.

Los hogares por los que ellos pasaron,
esos son los peores.

Solo unos pocos se atreven a combatirlos.
Evitan que se lleven a nadie más,
arriesgándose a que se los lleven a ellos;
llevan una batalla silenciosa,
tirando y aflojando de una cuerda invisible.

La humanidad vive una historia triste,
un cuento de hadas con un villano imbatible
y un final infeliz.


Eva  García Couto
2020


© Todos los derechos reservados.
                     

viernes, 20 de marzo de 2020

Hablando del Coronavirus.


Hablando del Coronavirus, os quiero decir que:

Nunca habíamos imaginado vivir algo como lo que esta aconteciendo, propio de cualquier película de ciencia ficción y entiendo que esto nos supera, pero todos sabemos lo que tenemos que hacer y debemos orientar, hablar y ayudar a las personas que no lo están entendiendo, desde el respeto y el cariño, porque es eso, no lo están entendiendo.

Se me parte el corazón viendo a toda esa gente morir sola, sin las manos de su familia, todas las personas que tienen que sufrir el duelo en solitario, sin poder recibir el consuelo de sus seres queridos y amigos, a todos esos nuevos contagiados asustados que tienen que ir solos al hospital sin nadie que les acompañe o reconforte, me aterra lo que están viviendo los médicos, enfermeras, asistentes, celadores, limpiadoras y demás personal sanitario. También empatizo especialmente con el personal de supermercado, cuando ven las avalanchas de gente y viven en primera persona lo egoístas que podemos llegar a ser.

Hay mucha gente que lo va a pasar muy mal, la que está perdiendo a sus familiares, los que los han perdido y no pueden despedirlos como les gustaría, los que se han contagiado y tienen que ir solos al hospital, sin saber si saldrán o cuanto tiempo pueden quedarse allí, ir a día de hoy al hospital es aterrador.

Hay mucha gente que va a perder su trabajo, los hay que tendrán que seguir yendo a trabajar en condiciones ínfimas, sin protección de ningún tipo, arriesgando su vida y la de su familia.

Cuando esto termine, nos viene otra crisis que va ser muy grave, la económica.

Por todo esto intentemos estar unidos, dejar de criticar al vecino, leer, contrastar noticias antes de compartir tanta basura. Hagamos el mundo un poco mejor entre todos. Y siempre poneros en el lugar de los demás. Empatía, empatía y empatía.

He estado enferma varias veces y durante los primero meses despues de la recuperación, aprecias cada detalle, cada persona, cada palabra, a los amigos, a la familia, pero cuando el tiempo vuelve a pasar y te metes de lleno en la normalidad, acabas olvidando lo importante, la esencia de la vida.

Estoy segura de que todos aprenderemos mucho de todo esto, pero esta en nuestra mano que esa lección no se nos olvide, que mejoremos como sociedad y como personas.

Y es que ya lo decía mi madre: "el mal, el fango, esta en nuestros ojos, basta tener la mirada limpia para ver belleza en cualquier sitio"

Os dejo en enlace a "Entre dos luces", puede que a alguien le venga bien leerlo.

En estos momentos en que no puedo abrazar a todo el mundo, solo se me ocurre mandaros esta canción…









Sabes, hace tiempo que no hablamos
tengo tanto que contarte
ha pasado algo importante 
puse el contador a cero.

Sabes, fue como una ola gigante
arrasó con todo y me dejó desnuda frente al mar.

Pero sabes, sé bien que es vivir
no hay tiempo para odiar  a nadie 
ahora sé reír.

Quizá tenía que pasar
no es justo, pero solo así se aprende a valorar.

Y si me levanto y miro al cielo
doy las gracias y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero
lo que no me aporte, lejos
si alguien detiene mis pies
aprendería a volar.

Y si miro  a todo como niños
los colores son intensos
yo saldré de aquí si los creó así
cuando me miren sabrán que me toca ser feliz.

Sabes, he pasado mucho miedo
este bicho es un abismo
se me cansa el cuerpo
se me parte el alma y a llorar

Pero sabes
he aprendido tanto, tanto
esta vida me ofreció una nueva oportunidad

Y sabes, sé bien que es vivir
no hay tiempo para odiar a nadie
ahora sé reír.

Quizá tenía que pasar
no es justo, pero solo así se pe aprende a valorar.

Y si me levanto y miro al cielo
doy las gracia y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero
lo que no me aporte, lejos
si alguien detiene mis pies
aprendería a volar.

Y si miro a todo como un niño
los colores son intensos
yo saldré de aquí si lo creó así
cuando me miren sabrán que me toca ser feliz
me toca ser feliz
porque sé bien qué es vivir
ahora sí que sí.









© Todos los derechos reservados.

viernes, 13 de marzo de 2020

Crisis del coronavirus.



Llevamos una semana inmersos en una locura propia de cualquier película apocalíptica, estoy viendo cosas que nunca imagine que vería.


Todo muy típico nuestro, de España, primero el cachondeo, las bromas, los memes... después la paranoia, el egoísmo, la histeria...



Pero al final acaba llegando la solidaridad, la cordura y el #yomequedoencasa. Y es que así somos...

Espero aprendamos todos de lo que esta pasando y nos ayude a dar un paso adelante, a ser más solidarios, más empáticos y un poco más serios... porque lo necesitamos y mucho.


© Todos los derechos reservados.

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides.

Me gusta todo lo que haces. Nunca lo olvides. Me gusta cuando escribes, cuando ríes, cuando duermes, cuando luchas, cuando sueñas, cuando ...